Recordatorio del mes de concientización sobre el cáncer de piel: nunca es demasiado temprano o demasiado tarde para reducir su riesgo de cáncer de piel

Consejos para la prevención del cáncer de piel de la Skin Cancer Foundation.

Nueva York, NY (1 de mayo de 2018) — El cáncer de piel es una enfermedad que afecta a personas de todas las edades, géneros y etnias. Uno de cada cinco estadounidenses desarrollará cáncer de piel a la edad de 70 años; de hecho, más personas son diagnosticadas con cáncer de piel cada año en los EE. UU. que todos los demás tipos de cáncer combinados.

Pero hay buenas noticias: debido a que el cáncer de piel es principalmente una enfermedad relacionada con el estilo de vida, también es altamente prevenible. Alrededor del 90 por ciento de los cánceres de piel no melanoma y alrededor del 86 por ciento de los melanomas están asociados con la exposición a la radiación ultravioleta (UV) del sol. Conocer los factores de riesgo y practicar protección solar durante todo el año es clave para reducir su riesgo.

“Nunca es demasiado temprano o demasiado tarde en la vida para comenzar a proteger su piel del daño solar”, dice Deborah S. Sarnoff, MD, presidenta de The Skin Cancer Foundation. “Los padres y cuidadores deben enseñar a los niños sobre la protección solar a una edad temprana y ayudarlos a inculcar hábitos para toda la vida. E incluso después de toda una vida de exposición al sol, las personas mayores pueden evitar que su piel se dañe aún más si hacen de la protección solar una prioridad.

Estos son los consejos de The Skin Cancer Foundation para reducir el riesgo de cáncer de piel:

busca la sombra, especialmente entre las 10 am y las 4 pm cuando el sol es más fuerte. Una regla general adicional es la "regla de la sombra". Si su sombra es más corta que usted, la dañina radiación ultravioleta (UV) del sol es más fuerte; si tu sombra es más larga, la radiación UV es menos intensa.

No se queme. El riesgo de una persona de desarrollar melanoma, la forma más letal de cáncer de piel, se duplica si ha tenido cinco o más quemaduras solares en algún momento de su vida.

Evite las cabinas de bronceado y de rayos ultravioleta. Se sabe que la radiación ultravioleta de las máquinas de bronceado causa cáncer en los humanos. Los que se broncean con luz ultravioleta en interiores tienen un 74 % más de probabilidades de desarrollar melanoma, una de las formas más mortales de cáncer de piel, que aquellos que nunca se han bronceado en interiores. Los usuarios de camas de bronceado también tienen 1.5 veces más probabilidades de desarrollar carcinoma de células basales y 2.5 veces más probabilidades de desarrollar carcinoma de células escamosas, dos de las formas más comunes de cáncer de piel. Cuanto más tiempo haya pasado una persona bronceándose en el interior, mayor será el riesgo.

Cubrirse con ropa, que incluye un sombrero de ala ancha y anteojos de sol que bloquean los rayos UV. La ropa puede ser la forma más efectiva de protección solar, así que aprovéchela al máximo con telas densamente tejidas y de colores brillantes u oscuros, que ofrecen la mejor defensa. Cuanta más piel cubras, mejor, así que elige mangas largas y pantalones largos siempre que sea posible.

Use un protector solar de amplio espectro (UVA/UVB) con un SPF de 15 o más todos los días. Para actividades al aire libre prolongadas, use un protector solar de amplio espectro (UVA/UVB) resistente al agua con un SPF de 30 o más.

Aplique 1 onza (2 cucharadas) de protector solar en todo el cuerpo 30 minutos antes de salir a la calle. Vuelva a aplicar cada dos horas o inmediatamente después de nadar o sudar en exceso. Una botella de ocho onzas de protector solar debería proporcionar dos días completos de protección solar.

Mantenga a los recién nacidos fuera del sol. Los protectores solares se pueden usar en bebés mayores de seis meses, pero también deben protegerse con sombra y ropa. Los niños son muy sensibles a la radiación ultravioleta: solo una quemadura de sol grave en la infancia duplica las posibilidades de desarrollar melanoma más adelante en la vida.

Examine su piel de pies a cabeza cada mes.Si bien los autoexámenes no deben reemplazar el importante examen anual de la piel realizado por un médico, ofrecen la mejor oportunidad de detectar los primeros signos de advertencia del cáncer de piel. Si nota algún cambio en un lunar existente o descubre alguna mancha nueva que no sana después de varias semanas, consulte a un médico de inmediato.

Consulte a su médico todos los años para un examen profesional de la piel. También puede consultar DestinoPielSaludable.org para ver si el programa móvil de educación y detección de cáncer de piel de The Skin Cancer Foundation llegará a su área.

Para mayor información por favor visite SkinCancer.org. Únase a la conversación en Facebook (@fundacionskincancer), Twitter e Instagram (@SkinCancerorg).

###

Acerca de la Fundación del Cáncer de Piel 
La Skin Cancer Foundation es la única organización global dedicada exclusivamente a la prevención, detección temprana y tratamiento del cáncer de piel. La misión de la Fundación es disminuir la incidencia del cáncer de piel a través de la educación y la investigación públicas y profesionales. Desde su creación en 1979, la Fundación ha recomendado seguir un régimen de protección solar completo que incluye buscar sombra y cubrirse con ropa, incluido un sombrero de ala ancha y anteojos de sol con filtro UV, además del uso diario de protector solar. Para más información visite SkinCancer.org.

Haga un Donativo
Encuentre un dermatólogo

Productos Recomendados