Noticias sobre el sol y la piel

¿Conoces a Mohs? Qué esperar antes, durante y después del procedimiento

By Alí Venosa • 2 de mayo de 2017
Cirugía de Mohs-Doctor

Desde que los médicos comenzaron a tratar el cáncer de piel, sus técnicas para extirpar tumores han evolucionado rápidamente. Ha habido muchas mejoras valiosas a lo largo de los años, pero Cirugía de Mohs realmente ha superado la prueba del tiempo: ha llegado a ser aceptado como el estándar de oro para eliminar las dos formas más comunes de cáncer de piel, carcinoma de células basales y carcinoma de células escamosas. Ofrece la tasa de curación más alta y conserva la mayor cantidad posible de tejido sano. Algunos cirujanos también están utilizando con éxito la cirugía de Mohs en ciertos casos de melanoma.

Durante la cirugía de Mohs, un dermatólogo especialmente capacitado extrae una capa de tejido canceroso visible y luego la examina bajo un microscopio. Si se observan células cancerosas, el cirujano extrae otra capa de piel del lugar exacto de la piel donde quedan las células cancerosas. Este proceso se repite hasta que no se encuentran más células cancerosas.

La Skin Cancer Foundation cuenta con muchos cirujanos de Mohs talentosos como miembros. Les pedimos a tres de ellos que explicaran lo que los pacientes deben esperar antes, durante y después de la cirugía de Mohs.

La preparación

Una vez que esté programado para la cirugía de Mohs, es importante tomar nota de cualquier condición de salud existente, según C. William Hanke, MD, fundador del Laser and Skin Surgery Center of Indiana y cirujano de Mohs capacitado como becario en Indianápolis.

“Por ejemplo, si un paciente tiene un soplo cardíaco o una articulación artificial, debe hablar con su médico de atención primaria para determinar si se necesitan antibióticos preoperatorios”, dice el Dr. Hanke, vicepresidente sénior de The Skin Cancer Foundation.

Si tiene una enfermedad cardiovascular preexistente, también es importante que hable con su médico; él o ella puede indicarle o no que suspenda cualquier anticoagulante.

Para aquellos sin condiciones preexistentes, todavía hay algunas cosas a tener en cuenta. El Dr. Hanke recomienda evitar la aspirina y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (incluido el ibuprofeno) durante al menos siete días antes de la cirugía. Evite el alcohol y la vitamina E unos días antes también. El Dr. Hanke dice que una buena noche de sueño y un desayuno normal son el camino a seguir el día del procedimiento. No es necesario ayunar, ya que para la cirugía se utiliza anestesia local.

Es mejor despejar su agenda el día de su procedimiento de Mohs, ya que el proceso puede llevar tiempo. Es posible que desee pedirle a un ser querido que lo acompañe a su cita. Finalmente, si la cirugía es en tu rostro, asegúrate de que tu piel esté libre de maquillaje.

El procedimiento

Aunque someterse a una cirugía de cualquier tipo puede ser estresante, un procedimiento de Mohs no debería implicar una gran cantidad de dolor o molestias.

“El procedimiento en sí suele ser mucho más fácil de lo que los pacientes anticipan”, dice Ali Hendi, MD, un dermatólogo certificado por la junta y capacitado en cirugía de Mohs que ejerce en Chevy Chase, Maryland. “La mayoría de los pacientes dicen: 'Vaya, ¿eso fue todo?'”

La inyección de anestesia local es generalmente la parte más dolorosa de la experiencia. Una vez que el área esté adormecida, es posible que sienta algo de presión mientras el cirujano trabaja, pero la extracción de la primera muestra lleva solo unos minutos. Sin embargo, el procesamiento de tejidos generalmente toma una o dos horas, por lo que es posible que desee llevar un libro o una revista para pasar el tiempo y asegurarse de que su teléfono esté completamente cargado.

Procesamiento de tejido de Mohs

El Dr. Hendi dice que en su práctica, entre el 40 y el 50 por ciento de las veces, un procedimiento de Mohs finaliza en la primera etapa. Si la muestra de tejido no está libre de células cancerosas, el paciente recibe más anestesia y el cirujano repite el proceso. Una vez que el sitio está libre de células cancerosas, la herida puede dejarse abierta para que cicatrice o el cirujano puede cerrarla, según su tamaño y ubicación.

Más allá de la posibilidad de dolor, muchos pacientes tienen preocupaciones estéticas sobre la cirugía. Les preocupa que deje una cicatriz notable.

“Les digo a mis pacientes que tengo dos objetivos para un procedimiento de Mohs”, dice el Dr. Hendi. “Primero, cúralos. En segundo lugar, quiero asegurarme de que mantengan su aspecto y se recuperen bien”.

Aunque los pacientes y sus familiares siempre pueden saber que se han sometido a la cirugía, por lo general será difícil que los demás noten algún problema después de que se hayan curado por completo.

La recuperación

Su cirujano debe proporcionar instrucciones postoperatorias explícitas, por lo que no tendrá que adivinar cómo recuperarse de manera más efectiva. Los pacientes pueden incluso recibir bolsas de suministros para ayudarlos con el cuidado posterior, según C. Drew Claudel, MD, un cirujano de Mohs capacitado como becario que ejerce en Goodlettsville, Tennessee. Es probable que le indiquen que evite el trabajo extenuante o el ejercicio durante al menos 24 a 48 horas, y le indicarán las posibles señales de advertencia de infección de la herida.

“Por lo general, les digo a los pacientes que esperen un poco de molestia, tal vez incluyendo algunos moretones e hinchazón, pero estos síntomas generalmente se resuelven con bastante rapidez”, dice el Dr. Claudel. Si tiene dolor después del procedimiento, sugiere probar una compresa fría, analgésicos de venta libre y mucho descanso. Antes de salir del consultorio de su médico, asegúrese de saber a quién llamar si tiene alguna inquietud fuera del horario de atención.

Es importante que siga las instrucciones de su médico para el cuidado de la herida, el cuidado de la cicatriz y el seguimiento para lograr el mejor resultado posible.

512 Acciones
Haga un Donativo
Encuentre un dermatólogo

Productos Recomendados